lunes, 14 de marzo de 2011

Europa, ¿Unión imposible?




Opino que Europa no podrá nunca funcionar como una unidad y, si me apuran, hasta diría que a Dios gracias, porque una Unión Europea al servicio de grandes intereses y que vuelve la espalda a las necesidades básicas de los ciudadanos no es algo por lo que se deba luchar. Y eso es este conato de unión que nos presentan como la solución a todos los problemas, ¿De quien? Me pregunto, porque del pueblo, desde luego que no.
Creo que para que exista una unión, de lo que sea, tiene que haber un elemento unificador, como lo hay en el caso de los Estados Unidos de América, o como en su día lo hubo en la extinta Unión soviética. En este último caso era la emancipación de la clase trabajadora, el socialismo y la consecución del comunismo como fin principal. En el caso de los Estados Unidos, su liberación de las potencias coloniales, en un principio; la construcción de la unión, más tarde, basada en un modelo de libertad, sociedad de mercado liberal y democracia y, posteriormente, el mantenimiento estos logros. En la actualidad yo creo que lo que une a este poderoso imperio es el orgullo de saberse la potencia hegemónica, centro del mundo y todas esas cosas.
Pero es en Europa vemos que hay infinidad de elementos que la separan y muy pocos que la unen, y que incluso aquellos que podíamos ver como nexos de unión, si miramos detenidamente, veremos que también son mas divergentes que cohesivos.
Tomamos el ejemplo del cristianismo, que puede ser un signo común a todos los países y pueblos europeos con alguna excepción muy minoritaria. Pues bien, el cristianismo al igual que el Islam está dividido en una amalgama de confesiones e iglesias de enorme complejidad y substanciales diferencias, como sucede con el tema étnico, en el que encontramos desde los pueblos grecolatinos mediterráneos con más afinidad con los pueblos criollos de América, hasta los pueblos eslavos y germánicos, donde a la vez existen subdivisiones que les hacen irreconcilliables.
Respecto a los intereses económicos, cada país tiene los suyos, existiendo también un entramado de divisiones ente lo distintos territorios de cada uno de ellos, como es el caso de flamencos y valones en Bélgica, pero aquí podemos decir que el nudo de enlace, como cada día se pone más de manifiesto, es que Alemania, como economía dominante va absorbiendo al resto y que si algo no lo remedia la Unión Europea serán una serie de países bajo la dominación económica de Alemania, lo que a la postre se traducirá en dominación política y en vez de UE, tendremos que denominarla la AySS; es decir: Alemania y Sus Satélites.
Lazos históricos, haberlos los hay, pero si tenemos en cuenta los más de dos mil años de guerras y atrocidades cometidas por unos y otros contra los otros y los unos, como recientemente vimos en los Balcanes; pues tampoco podemos decir que los lazos históricos sean algo que cree vínculos de unión, precisamente.
Nos queda el estado del bienestar y la democracia, que tampoco son uniformes en todos los países y que si aquel se encuentra en situación cada vez más precaria y ésta más cuestionada por la debilidad de unos políticos y la corrupción de los otros, la unión está colgando de un hilo, si no nos esforzamos para implantar lo único que puede salvarla: El fortalecimiento de los valores democráticos, la libertad y la solidaridad entre los diferentes pueblos, haciendo a su vez un gran esfuerzo por exterminar la corrupción y el despotismo encubierto para sustituirlos por un código ético de valores humanos y morales aplicados para la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.
O esto o disolvemos de una vez la costosísima UE, porque, total, burocracia, chupópteros y holgazanes es lo que hay de sobra y más pronto que tarde habrá que ir pensando en coger el bisturí para aplicar un generoso tajo.


Lionel Pacheco.

2 comentarios:

  1. la union europea no podra ser real mientras lo impidan los chovinismos de cada estado

    ResponderEliminar
  2. Pues para ser una union europea como la que tiene no se para que la quieren, los estados deben de estar al servicio de los pueblos y no de los grandes capitales

    ResponderEliminar