lunes, 21 de mayo de 2012

OTAN, cinismo y desesperación en los canales de Chicago.



La cumbre de la OTAN en chicago se ha convertido en un intento desesperado de salvar la economía capitalista occidental que, como todos sabemos, agoniza desde los años 90 del pasado siglo. Para ello se han intentado múltiples maniobras de diferente índole como la invasión de Afganistán e Irak, el derrocamiento del líder libio Muamar El Gadafi mediante una rebelión armada financiada y promovida por Occidente y, muy posiblemente, atentados terroristas de gran magnitud cometidos en los Estados Unidos y otras partes del planeta.
Lo cierto es que por el momento estos intentos dan un resultado inmediato aparentemente positivo pero, al cabo de unos años, la economía vuelve a caer sin que los lideres o economistas sepan muy bien el porqué de las caídas y recesiones.
La cumbre se lleva a cabo en medio de grandes protestas realizadas por ciudadanos descontentos y veteranos de las guerras de ocupación de Irak y Afganistán, mientras los líderes reunidos se dedican a debatir sobre como aplazar la retirada de los países invadidos y a dar largas al asunto para asegurar tanto las materias primas que se extraen de dichos países como las rutas de transporte que existen a través de ellos.
Pero, por si no había suficientes voces pidiendo que se salve a la clase financiera europea pagando sus desfalcos con el sudor del ciudadano, ahora ha salido el César Negro, Obama, diciendo que se rescate cuanto antes a los bancos con dinero público en clara alusión a la banca española y pidiendo al BCE que compre deuda española. Muy grave tiene que ser la cosa cuando, acto seguido, nos salta a la palestra el máximo representante de la idiocia española, Mariano Rajoy, apremiando a los países de la UE para que tomen medidas urgentes. No sé a ellos qué les parece, pero yo, lo que creo es que si se quiere transmitir a la sociedad una sensación de seguridad, lo que se está logrando con todo esto es justo lo contrario.
Aquí han aparecido los socialburócratas de la mano de Hollande (no se sabe si por propia iniciativa o por la de su esposa que fue quien le hizo presidente para bien de los medios franceses controlados por el sioniso) pidiendo el manido eurobono y las políticas de crecimiento, dando lugar a ese engañoso debate que ahora les ha dado por repetir como cotorras a los izquierdistas de pantufla y sus medios de “menos austeridad y más crecimiento".
En este aspecto y sin que sirva de precedente pues parto de una base ideológica de economía socialista,  tengo que dar la razón a los conservadores que dicen que austeridad y crecimiento son una misma cosa y que no es posible el crecimiento sin una economía saneada. Es pura lógica y más en un sistema de libre mercado y de transacciones bursátiles que se mueven a la velocidad de la luz, en la que los países se ven en la obligación de recurrir al endeudamiento permanentemente. Esa es la razón por la que Obama ordena al BCE que compre deuda española; porque sabe que España tiene muy difícil la financiación del estado y que si  sigue subiendo el interés que se paga por la deuda, la economía española puede entrar en picado arrastrando al resto de la eurozona y con ella a toda la economía occidental.
Cuando sabemos de buena fuente que el endeudamiento actual de España se debe a la mala gestión realizada por los gobernantes entre los años 2005 a 2011 y que en ese momento quienes estaban en el poder eran los socialburócratas… Al menos en lo que a mí atañe, créanme, no tienen en estos momentos la más mínima credibilidad, ni ellos ni sus medios por mucho que viajen al Sahel. Credibilidad cero en proporción inversa a la caradura que le echan al asunto.
La cumbre de la OTAN no es más que una reunión en la que los líderes de los países que la forman intentarán cambiar impresiones y fijar estrategias para salvar cueste lo que cuete un sistema basado en la guerra y las desigualdades sociales entre los habitantes de sus propios países y entre los de las distintas zonas del planeta. La OTAN es un monstruo creado para favorecer a la industria de armamentos que causa destrucción y muerte y para salvaguardar un sistema comercial mundial administrado por una serie de grandes corporaciones que por sus intereses producen al año 50 millones de muertes por inanición, desatención de las enfermedades que en muchos casos son producidas por las manipulaciones del medio de ese mismo sistema de explotación mundial y otras muchas causas directa o indirectamente producidas por el sistema salvaje de explotación capitalista.
Cuando un  presidente como Rajoy dice que Europa debe caminar hacia la consolidación de la unión financiera, en realidad lo que está diciendo es que hay que situar al poder económico (esas corporaciones multinacionales que explotan al mundo de una forma salvaje e inhumana) por encima del poder político. En un mundo en el que, como vemos a cada instante, el poder político y la llamada democracia está sometido al económico, crear un gobierno económico a nivel continental equivale a entregar la soberanía total de los estados a dicho poder y blindar las élites económicas que gobiernan la tierra de forma tan injusta.
Si decimos que somos de izquierdas, que somos progresistas o, simplemente que estamos a favor de que los pueblos (las personas) se liberen de sus sufrimientos; tenemos que saber que la OTAN, la ONU, y todos los órganos de derechos humanos y demás sandeces inventadas por el capitalismo, han sido creados por este para legitimar su expolio a los pueblos del mundo y que, por tanto, son sus instrumentos de la misma forma que lo son los medios de desinformación masiva, tanto si son conservadores como si se nos quieren presentar como progres de izquierda. Son sus instrumentos. Con Sahel y Angels Barceló y sin Sahel.
Así que, ya vale de exhibiciones baratas y demagogas destinadas a convencer a los pardillos consumidores de escopolamina y a obtener el lucimiento personal ficticio del momento y digamos las cosas claras de una vez: Ni la ONU ni la OTAN ni nadie va a salvar a los miles de personas que mueren de hambre en cualquier parte del globo porque esas necesidades son producidas por la falta de solidaridad del sistema mundial vigente, por sus técnicas comerciales (control especulativo del precio del cereal para mantener los beneficios de los grandes productores, por ejemplo) y por su forma de explotación masiva en injusta.
En tal caso y si de verdad queremos liberar de sus necesidades y sufrimientos a esas personas de África y otras zonas del planeta, lo que hay que hacer es dejar de mentir al público y decir claramente que la única forma en que se puede lograr dicho objetivo es mediante el derrocamiento total del sistema capitalista actual y que, mientras que ese sistema exista, el sufrimiento y las necesidades de los pueblos no desaparecerán.



2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo en todo lo que describes menos el asunto de las causas de la deuda actual en España.

    Creo opinable la gestión desde el 2005 al 2011, y se pueden discutir algunos puntos de la gestión, pero ni mucho menos es la fuente de los graves problemas que atraviesa la economía española.
    Sino mira la senda de recortes del señor Mariano que si sirven para algo es para avivar más la crisi. Ni tampoco creo que llevando a cabo estos recortes unos años antes, obtuvieramos la solución a esta crisi. Mira EEUU, los hicieron mucho antes y no han salido del atoyadero.

    Volviendo al asunto..

    Creo tener claro que fueron 2 causas que se unieron a la vez para llegar a esta crisis.

    Una sería la eclosión de la burbuja inmobiliraria.

    Debida en gran medida a tipos de interés muy bajos, replanificaciones urbanísticas por parte de los ayuntamiento para hacer montones de dinero, una construcción de viviendas desmesurada y por supuesto un engaño por parte de las entidades financieras a las unidades familiares ingenuas para comprar, comprar y comprar (obteniendo los agentes sendas primas bajo medidas muy feroces de presión), unido a una subida imparable de los precios de las viviendas a unos importes irreales.

    Todo esto a lo largo de la década anterior al 2007 fuertemente favoreceida por nuevas leyes que incentivaban todo este monstruo a un crecimiento exponecial.

    (También cabe mencionar que los muchos miles de millones de inversión de la UE en carreteras y demás comunicaciones hicieron crecer mucho a las constructoras, el PIB y alcanzar el superávit del país).

    Por otro lado tenemos los bonos basura.

    Unos productos finacieros elaborados por los mayores bancos de los EEUU en connivencia con las entidades de rating, que se dedicaban a mezclar seguros para hipotecas de muy alto riesgo con alguna de riesgo moderado, donde las entidades de rating las catalogaban de bajo riesgo, siendo en realidad de alto riesgo.

    Estas entidades financieres se dedicaron a venderlas por todo el mundo, y cuando estalló la burbuja inmobiliaria de EEUU no se pudieron hacer frente a estas hipotecas.

    Los poseedores de estos productos financieros que pensaban que tenían seguros de bajo riesgo se dieron cuenta que eran de alto riesgo y estallo el pánico por este motivo y porqué ningún banco comprador sabiá si los productos que tenía eran basura, ni en qué cantidad los tenía.

    No olvidemos que en cada compra-venta (diaria) de estos productos financieros crecía el precio, así que ya teníamos un problema mucho más grave.

    A todo este monstruo aún cabe añadir que en España la corruptela se ha multiplicado de forma exagerada en estos años (o almenos somos conscientes de ello), y eso no ayuda a que nadie confie en este país y que gozemos una prima de riesgo manifiestamente abultada y una caida de la bolsa.

    Otro tema sería el rescate...pero el origen del asunto proviene de aquí, según mi humilde opinón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que queríias dejar tu comentario en otra entrada porque aquí yo no hablo de lo que tú dices.
      Pero, ante todo: Esto no es una crisis; es una estafa. Uno de los métodos son las falsas calificaciones de derivados a los que te refieres.
      Pero, prioritariamente, hay que saber que esta es una crisis provocada para conseguir unos objetivos concretos.
      Si Zapatero hubiera hecho algo para evitar verdaderamente la crisis, la oposición nacional y los poderes internacionales se lo hubieran comido al ir contra sus planes. Luego el plan era endeudar al país hasta los niveles actuales y aún mayores, como tú bien mencionas que sigue haciendo Rajoy, y él lo hizo... ¿No le quedaba más remedio? Esa es la pregunta.
      Yo pienso que debió ser honesto con los españoles, diciéndonos claramente la trampa que nos habían tendido y no lo hizo para asegurar su futuro. ¿Se debe perdonar la traición? Esa es la otra gran pregunta.
      El rescate, o algo similar, es parte del plan para hacernos más dependientes de los poderes financieros internacionales y que no nos quede más remedio que aceptar lo que ellos tinen planificado aplicar.

      Gracias por visitarnos y por opinar. Tu opinión es muy interesante.
      Un saludo.

      Eliminar