domingo, 19 de agosto de 2012

El Obama solidario con el coño amotinado.


Si no fuera por lo caros que nos salen, podríamos afirmar tranquilamente que estamos gobernados por personajes extravagantes y  atontados. Lo que pasa es que como dicen que estamos en democracia, tal afirmación supondría que nosotros que los elegimos o validamos sus mandatos con nuestros votos, somos aún más romos que ellos. Puede que las dos cosas sean ciertas al fin y al cabo.
En una sociedad en la que la idiocia es implantada al mismo tiempo que se nos hacen las ecografías fetales, no debe sorprender que la opinión y los hechos que definen la actualidad social y política se basen en acontecimientos idiotas y grotescos como el que ha dividido al mundo en dos vertientes de opinión (si me lo permiten) cada una más radical y grotesca que la otra. Se trata de un hecho al que  cualquier persona con la cabeza un poco medianamente amueblada pasaría por su lado en el momento de producirse sin prestar la más mínima atención y sin darle la menor importancia, pero al parecer de este tipo de personas quedan pocas en el mundo.
Me estoy refiriendo a ese suceso ocurrido en Rusia y que tiene como protagonistas a tres provocadoras rusas que forman un grupo, no sé si musical es la definición correcta, al que le pusieron el imaginativo y “artístico” nombre de "Pussy Riot", que viene a significar, “Motín del Coño”, “Coño Amotinado” o “Coño Motín”. Ya sabemos que traducir un nombre de un idioma a otro tiene el riesgo de dejar parte del significado en el camino. Pero el caso es que es un coño, tres, para ser más exactos, y a estos tres coños les va esto de llamar la atención y montar el pollo o el motín y por eso han provocado varios “alborotos coñísticos” con anterioridad al actual en el que parece ser que la jugada les ha salido redonda y han alcanzado todos sus objetivos con creces gracias al radicalismo de unos y a la estupidez de otros.
Ese es el problema; que vivimos en una sociedad donde un 35% de los habitantes son estúpidos y un 60% radicales. ¿Dónde me pongo? Habrá que pensarlo con tiempo.
El pasado 21 de febrero a las petardas estas del Coño Motín, no se les ocurrió otra cosa que meterse en la Catedral del Cristo Salvador, templo de la Iglesia Ortodoxa Rusa que es la confesión mayoritaria en Rusia, subir al altar mayor  y montar una escenita de canto y bailoteo  en la que pedían a la virgen que se llevara a Putin.
Los fieles presentes en aquellos momentos en la catedral quedaron estupefactos y la noticia corrió como la pólvora por todas las Rusias, la Iglesia montó en cólera, junto con los sectores más conservadores de la sociedad rusa y denunciaron el hecho pidiendo la cabeza de las participantes en la afrenta a la fe y poco menos que el linchamiento público.
Pero la letra de lo que cantaron las integrantes de Coño Motín, lo que pedía era que "la virgen", no se sabe cual, suponiendo que quede alguna en Rusia, se llevara a Putin, ya que las nenas provocadoras no tienen un pelo de tontas (sus asesores que los hay y de peso menos) y supieron mezclar perfectamente el ingrediente político y religioso, en un coctel elaborado para ser utilizado a posteriori contra el presidente ruso, por lo que la oposición al régimen se solidarizó con ellas desde el primer momento y les dio su apoyo incondicional.
Las nenas de Coño Motín hicieron un pleno total y consiguieron que a su alrededor giraran todas las tendencias políticas y religiosas rusas, desde los partidarios de Putin que son la abrumadora mayoría rusa y que están divididos entre conservadores religiosos y progresistas nacionalistas pero que saben que Vladimir es una garantía para Rusia, hasta esa amalgama opositora formada por grupos tan dispares como los nazis y ultraconservadores religiosos, el Partido Comunista de la Federación Rusa, los oligarcas liberales o ese batiburrillo heterogéneo de tendencias entre ácratas y capitalistas libertarias tipo 15M que se distinguen por esos colores negros y amarillo chillón que hoy día vemos en cualquier ciudad del mundo sin que sepamos con exactitud a qué tendencia pertenecen ni cuales son sus objetivos reales.
Pero por si era poco el lío que las nenas de Coño Motín habían armado en La Madre Patria Rusa, al publicarse la sentencia y conocerse que con toda seguridad las “artistas” integrantes de Coño Motín cantarán o harán esa cosa que ellas hacen, que no sé cómo llamarla, una temporadita en la cárcel y para decepción de los juristas que pensaron que así contentarían a todas las partes, se ha producido un alineamiento internacional entorno a las “artistas” y un movimiento de apoyo en el que participan desde presidentes como Obama hasta ancianos que sueñan con ver renacer el movimiento hippie de la paz y el amor en Rusia y hacer con ello un suculento negocio vendiendo todo tipo de baratijas a precio de oro.
Gobernantes de todo el mundo han condenado la sentencia y el juicio que, recordemos, se inició a requerimiento de la Iglesia que ahora pide clemencia para las jóvenes en un acto más de la consabida  hipocresía a la que los estamentos religiosos mundiales nos tienen acostumbrados. Pero aquí de lo que se trata es de crear una disidencia contra un presidente de un país que se atreve a parar los pies al Imperio del Mal y a decir no a sus peticiones abusivas e intentos de controlar el mundo.
Este es el gran pecado de Putín que, volvamos a recordar, lo único que hizo fue pedir que el castigo a las jóvenes no fuera muy severo mientras que los sectores conservadores cercanos a la Iglesia Rusa pedían poco menos que la pena de muerte.
Por eso, los líderes mundiales y concretamente los del entramado de La Bestia hacen causa común con los oligarcas liberales rusos, con los anarcocapitalistas del amarillo negro y se solidarizan con el Coño amotinado junto con figuras tan decadentes y decrépitas como Mijaíl Gorbachov, Madonna, Sting, Paul McCartney, Yoko Ono, Stephen Fry, Danny DeVito, Red Hot Chili Peppers, Franz Ferdinand y Faith No More. Es decir, todos los artífices parasitarios del actual estado de plutocracia mundial, que se pegan una vida de magnates y que ven que la única forma de que su fracasado régimen de engaño, estafas y miserias artísticas sobreviva es poniendo sus garras sobre las riquezas rusas.
Si somos sumamente inocentes, podemos pensar que todo esto se les ha ocurrido a las nenitas del Coño Motín pero, viendo las dimensiones de todo lo que se juega, yo diría más bien que se trata de una maniobra muy bien planeada por los de siempre, que no va a tener ningún éxito porque al pueblo ruso en su mayoría, de cualquier tendencia o ideología pero leales a su patria, si algo se le da bien es desenmascarar las maniobras desestabilizadoras de las plutocracias occidentales y sus infiltrados, con coño o sin él. Lo que no quiere decir que La Bestia no lo siga intentando hasta que muera o lo consiga, aunque, personalmente, me inclino por lo primero.
Aunque el intento de desgastar a Putin quedará en eso, un simple intento, lo que ya está asegurado es el éxito del grupo “artístico” Coño Motín, que cumplirá sus dos añitos a la sombra y se trasladará a Occidente, se forrarán dando galas, haciendo películas y grabando discos que algún político meterá en su Ipad para escucharlas mientras alguna becaria le hace un trabajito casero de tipo manual u oral.
Tendremos Coño Motín hasta en la sopa y hasta puede que, como en los años 60 del siglo pasado, asistamos a un movimiento social de liberación del coño amotinado y nazcan partidos políticos por todas partes con la causa de la liberación del coño.
Se mire como se mire, esto del Coño Motín tiene que ser muy importante. Mucho más que el suceso que ocurrió en Sudáfrica en el que murieron muchos mineros acribillados a balazos sin que ningún mandatario mundial haya hecho referencia al asunto y, sin embargo, todos se han apresurado a condenar la sentencia contra las nenas del coño alborotador y a pedir que no se aplique, incluido el mismísimo Calígula Negro.
Esto demuestra que este asunto es muy importante o que nuestros dirigentes son unos inmorales sin escrúpulos. Yo me quedo con la segunda y con un empacho de coño que no sé si podré cumplir ciertas obligaciones domésticas esta semana.

4 comentarios:

  1. Se te ha olvidado una cosa compañero. A estas tres chicas no se las encuentra uno en el bar de la esquina (o sí), ni parecen tener una educación política o ideológicas destacables.
    Y aún menos ser tan preseverantes como para mantener sus protestas de esta índole durante más de 2 años.
    No creo tampoco que cobren un cheque por cada actuación, no crees.

    Yo diría que más bién serán algún tipo de agentes de algún centro de inteligencia gubernamental.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Toda opinión expresada con respeto merece ser leida aunque, como en este caso, ni se comparta ni se entienda.
      Le recomiendo que se mire el historial de la Pussy Riot en Rusia.

      Gracias por su comentario

      Eliminar
  2. si es que... hay mas noticia en las tetas de la "hippie" del 26S que en las cargas policiales... se nos ve el plumero :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Note entiendo muy bien. ¿Plumero? Aquí nadie niega lo que es ni a qué juega. No se pretende ser periodistas, sino analizar situaciones...Pero, ya te digo que no te comprendo muy bien.
      Saludos y gracias por tu comentario.

      Eliminar