jueves, 9 de agosto de 2012

Síndicatos, políticos, banqueros y grandes superficies, la lacra de nuestros días



Estamos de vacaciones y, aunque muchos se las ven y se las desean para poder alimentarse, los que pueden (como dijo el presidente que nos colocaron los inertes) se doran al sol y toman refrescos ajenos por completo al drama que viven millones de españoles. Esta es la solidaridad que promociona la sociedad de consumo capitalista. “Ande yo caliente y ríase la gente” que diría aquel gran poeta cordobés, estandarte del culteranismo literario.


En estos días de descanso y ocio, nuestros políticos siguen paladeando las mieles de sus “merecidas vacaciones” rodeados de lujo, confort y buen servicio, como si la precaria situación del país no fuera con ellos. Son días de fiesta y jolgorio y eso en España es sagrado. No hay más que ver los cuantiosos presupuestos que manejan las comisiones de fiestas de todos los pueblos de España.
Porque al español, le puedes dejar sin comer y no pasa nada, no hay más que ver la calle (no digo los contenedores porque para evitar la mala imagen de ver a los españoles buscando en ellos, hasta eso les han prohibido) para comprobarlo. Pero, cómo se les deje sin fiestas… Aquí arde Troya.
Nuestro presidente; Mariano, solo ha visto alterada la paz de su descanso por el rapapolvo que le echó Obama, que ellos han convertido en todo un éxito con ese don natural de saber manipular la realidad y convertir las mentiras en verdades y viceversa que dios les ha dado a los militantes del PP y a su corte de medios, pero que todos sabemos que fue un rapapolvo en toda regla del Calígula negro muy descontento con las medidas que Rajoy está aplicando en la economía española. Pero, Mariano, lo superó rápidamente y pasado el sobresalto que apenas le duró una horas, siguió con su disfrute ajeno totalmente al drama de los españoles que sufren.
Lo mismo hay que decir de nuestro rey y de los líderes sindicales, que interrumpieron sus vacaciones por cuenta del ciudadano, que todavía puede pagar, para reunirse en la Zarzuela. Importante debió ser el tema tratado porque, de lo hablado en la reunión, no nos hemos enterado ni de lo más mínimo. Nadie se cree la chirigota que los sindicatos filtraron a los medios de que se habían reunido con el rey para decir que quieren un referéndum para legitimar los recortes de Rajoy. Aunque, visto en este sentido, puede que de eso trate al menos una parte.
Terminada la reunión, el rey nos dijo que le encantaba trabajar…. Y se fue de vacaciones, extenuado por el gran esfuerzo que supone sentarse a merendar con los líderes sindicales para decirles que no hagan nada durante el verano para no perjudicar la entrada de divisas procedentes del turismo… ¡Cómo si ellos hubieran tenido la más mínima intención de hacer algo con el calor que hace y lo bien que se está en la tumbona pidiendo cerveza bien fría a la camarera rumana y viendo como se le mueven las nalgas al alejarse! ¡Por diós!
Los “sindicalistas se reunieron con el rey y volvieron a sus tumbonas playeras no sin decir antes que eso que ha hecho el SAT y Gordillo está muy mal y que es un atentado contra la propiedad privada y el establishment que a ellos les paga, tan generosamente, por cierto. Claro, es que si a Gordillo le pagaran por no hacer nada como a ellos, puede que se pensara en pasar todo el mes de agosto y parte de septiembre en una tumbona bebiendo cerveza y comiendo mariscos. Pero los que votan a Gordillo, le votan por hacer cosas y son los que le pagan.
Ese es el problema, que a los líderes de los sindicatos mayoritarios y a los gobernantes y jefe de estado no les pagamos nosotros, parece ser. Debe ser que lo que cobran del pueblo es calderilla para ellos y el grueso de su patrimonio proviene de otras fuentes que, al parecer, es para las que trabajan.
El caso es que los líderes sindicales y políticos están muy molestos con eso de que Gordillo y el SAT hayan hecho algo contra unas grandes superficies. Una requisa de alimentos, para darlos a los que no tienen nada que poner en la mesa.
Es lógico, porque tras esas “inofensivas” grandes superficies a las que todos vamos y nos acaban sacando lo que tenemos y a veces un poco más, se esconde gran parte de la manipulación, fraude comercial y del desastre que vive nuestra economía nacional y mundial y sus causantes que ya sabemos que son políticos, banqueros y grandes empresas multinacionales.
Alguien puede pensar que esa forma de comercio es una forma muy buena, que nos pone todo lo que necesitamos en un solo establecimiento y que además nos ponen calefacción en verano, aire acondicionado en invierno y música de Bustamante. Pero no es así, esa es una forma comercial que destruye puestos de trabajo especializados con la misma facilidad que los crea precarios y va situando familias al borde de la miseria; las grandes superficies, que han copado todos los sectores de comercio, son la punta de lanza del capitalismo comercial de nuestros días, que ha destruido todas las formas de comercialización y producción a pequeña y media escala para explotar masivamente a las masa y de igual forma, concentrar la producción de todos los productos que oferta en grandes empresas de producción masiva. Como he dicho antes, se han cargado todos los sectores de comercio medianos y pequeños, desde ferreterías, hasta tiendas de moda para acaparar todo ese negocio y, de la misma forma, han terminado con las pequeñas fábricas, ganaderías, empresas de pesca o agrícolas, para promover la explotación a gran escala en los diferentes sectores por empresas de gran tamaño y altamente mecanizadas que precisan escasa mano de obra.
No os quepa duda de que uno de los grandes cánceres que anida en la sociedad actual son las grandes superficies de distribución y todo lo que gira a su alrededor que es mucho y que afecta a todos los sectores de la sociedad.
Las grandes superficies afectan a todos los sectores de la vida social y productiva de la sociedad moderna en múltiples aspectos que por razones de tiempo (no se tiene todo el que se quiere) no voy a tocar en este momento, pero voy a intentar entrar en uno que creo es de suma importancia en la situación actual:
Todos sabemos que la crisis actual tiene un importante componente financiero y que empieza por una enorme acumulación de impagados de créditos hipotecarios y de consumo. Bien, la mayoría de nosotros caemos en el error de pensar que las grandes cadenas de distribución obtienen su volumen de negocio del beneficio que proporciona la venta directa de sus productos en sus diferentes puntos de venta. Esto es un gravísimo error, pues con esos beneficios solo cubren los gastos que generan las propias tiendas o superficies de venta y exposición.
¿De dónde sale el beneficio, pues? Una parte importante sale de la cotización en bolsa y de la revalorización propia de las diferentes compañías adquirida a diario en este juego, pero la otra y la más importante, sale del juego de obligar a sus proveedores a cobrar en un plazo de tres o cuatro meses y vender los productos que estos proporcionan al contado con lo que juegan con un importante volumen de capital por un plazo igual a esos tres o cuatro meses.
Lo que trato de decir es lo siguiente: Si Carrefour tiene en España 5023 tiendas y cada una de ellas vende a la semana una media de un millón de euros (seguro que vende mucho más), la central y el equipo de gestión financiera de la empresa dispone a la semana de 5023 millones de euros que no tendrá que pagar hasta dentro de tres meses. ¿Qué hace con ese dinero mientras tanto? Fácil, juega con él a las finanzas en los diferentes mercados financieros y ahí está el grueso de su negocio y de sus beneficios.
¿Vamos identificando ya a los mercados y quiénes son los que los forman? Se trata de despojar a los consumidores de su dinero, centralizarlo en manos de sus equipos de gestión financiera y, como no se amortiza hasta dentro de tres o cuatro meses, jugar con él en los mercados financieros para multiplicar las plusvalías partiendo de un dinero que en realidad no me pertenece y que previamente he forzado a sus dueños a prestarme con el chantaje de: “Si quieres vender aquí, esto es lo que hay”.
¿Grandes superficies, inofensivas…? En la estafa de qué somos objeto no solo están políticos y banqueros, sino que hay unas implicaciones mucho más amplias que hay que saber ver e identificar.

1 comentario:

  1. Solidaridad con Antonio: Antonio si los del PP. son de la católica España, un católico va a dejar sin PAN, a un puñado de trabajadores españoles. Esto no lo permitiría Dios, y por tanto si lo hacen, tendrán que rendir cuentas cuando la endiñen, y tan bien tendrán que confesarlos ante los representantes de Dios en la tierra, este gran crimen. Dejar morir de hambre a ciudadanos españoles, esto es un genocidio NaZi PePero de España.

    Mi Web : www.elangeldemyguel1.es Metete y comenta lo que quieras, en especial en el Libro de Visitas, y puedes poner foto.

    La tierra para el que la trabaja, TIERRA, LIBERTAD, ESPACIO y CIELLO.
    Si en España hubiese un gobierno limpio, justo y honrado, no permitiría de que hubiese tierras de liego, improductivas, y ni pisos y casas cerradas. Pero en España, ni hay gobierno, ni justicia.

    Y uno de mis Blog : http://mygylyny.blogspot.com Amor, trabajo, PAZ y LIBERTAD

    ResponderEliminar