martes, 16 de octubre de 2012

El circo de poder y el concejal de Fuenlabrada



¿Flema andaluza, retranca, socarronería…? No sé. Pero algo me dice que en España no va a ser suficiente con aplicar un enema cerebral a nuestras clases dirigentes.
Es conveniente aclarar por si alguien tiene dudas, que cuando hablo de “clases dirigente”, me refiero a la clase política y aristocrática, entre la que se encuentra la realeza, por supuesto, la clase financiera, la empresarial y la mediática y que se puede dar el caso de que una misma familia o persona pertenezca a varias o a todas las clases. De hecho es lo más frecuente, como podemos observar en el caso de los Urdangarin que son realeza y empresarios o de José maría Aznar que es empresario, político, fenómeno mediático (la carcajada no la transcribo por vergüenza) y sus familiares son personas importantes e influyentes en el mundo de la política y los negocios.
El caso es que todos ellos son muy felices, ganan enormes fortunas y gastan… ¡Vaya que si gastan!

Los medios de masas, son una parte importante del negocio que en connivencia todos tienen contra el ciudadano y una parte muy importante ya que su labor es de vital importancia a la hora de enajenar las mentes de las personas de a pie con “holizaciones” y programas como esos que ni siquiera conozco pero que todos entenderán a los que me refiero, para que sus socios puedan cometer el desfalco diario que realizan, repito, contra el ciudadano.
La Cadena SER, concretamente en ese programa que emiten por la noche y que está dirigido por una estrella mediática que gana más que un futbolista y que, como tiene marido, no trabaja ni en verano ni en los puentes ni fiestas de guardar y para ello tiene un sustituto de segunda fila. En ese programa que se emite antes de las doce de la noche como hura de costumbre en la que dicen que hay más… que cazuelas en la lumbre y en el que trabajan unos cuantos parlanchines de barriga insaciable y mente embotada; en ese programa, una de esas mentes embotadas felicita a los Cuerpos de Seguridad del Estado y al Fiscal Anticorrupción por el “éxito” obtenido en la lucha contra el crimen organizado al detener a un concejal de Fuenlabrada (socialista, ¿Cómo no?) a unos cuantos chinos y a un actor porno de cuyo nombre no quiero acordarme.
Pues, hombre, la verdad es que si se quiere combatir el crimen organizado, que se combatan ellos mismo que están cometiendo un crimen continuo contra el estado y el pueblo español. Pero, por otro lado, pensó que es verdad que la labor del Fiscal Anticorrupción y de la policía ha tenido que ser colosal y se merece la felicitación, como mínimo.
Porque tan solo de pensar en las acrobacias que han tenido que hacer para ignorar las macro estafas y desfalcos que sus jefes y socios han  cometido en proyectos como el aeropuerto de Castellón, el caso Bankia, las visitas papales, los macro proyectos urbanísticos y demás, las estafas financieras;  las dificultades y peripecias que habrán pasado hasta encontrar a un concejal socialista, unos chinos y un actor porno para que encarnen todos los males que odia el entorno conservador y ultra-ñoño españolñol y vincularlos a una supuesta trama de evasión de capitales, ha tenido que ser descomunal y, por supuesto, por tal esfuerzo hay que felicitarlos y merecen que la recua de pancistas que hablan en ese medio, supuestamente progresista, tomen la cuerda con la pasión y el tesón que la han tomado para embrutecer aún más a las masas y así poder seguir quitándoles lo poco que les queda.
La verdad es que el Gobierno estaba muy necesitado de algo con lo que culpar a cualquier cosa que se llame socialista y tan necesitado estaba que ha mandado al Fiscal Jefe Anticorrupción, Antonio Salinas, a dar una rueda de prensa con la investigación en marcha, para decirnos que esta trama blanqueaba casi 300 millones al año… ¡La Gürtel y otras blanquearon miles de millones al año y ellos echaron al mejor juez que había en el país para no investigarla! ¿Ahora viene con estas…? Lo peor de todo es que entre esto y el jardín catalán, tejerán una nube desinformativa que no nos dejará ver la verdad del día a día.
Los medios, claro está, al ver que hay actor porno, socialistas y chinos, han leído a la perfección el mensaje y se han puesto manos a la obra y la noticia ya está en grandes titulares por todo el país. Y me parece bien que se detengan a los delincuentes, blanqueadores y estafadores. ¡Pero que empiecen por los grandes a los que ellos mismos protegen y se dejen de gaitas para viejos de mesa camilla!
Pero este país es así y lo será toda la vida. Aquí cuando suena la alarma porque hay muchos atracos a los bancos 8un ejemplo) se detiene a un indigente que roba una manzana en la frutería y con eso, todos contentos.
La prueba de que estamos en el país de la zarabanda es que todos los que gestionaron de forma tan desastrosa la catástrofe del Prestige, hoy están muy bien acomodados en puestos de relevancia y con grandes sueldos y fortunas. Uno de ellos hasta podemos decir que tiene en su mano los destinos del país porque es el presidente de la nación porque muchos españoles así lo han querido. En este caso, ¿Quién tiene la culpa, los picaros o los que los ponen?
Una prueba más de que el ejercicio de gobierno en sus diferentes escalas y tanto a nivel local como nacional, continental y mundial es un atentado constante contra el ciudadano y de que en él están implicados los estratos político, financiero, empresarial y mediático como un mismo ente unitario es el actual ministro contra la educación español, el tristemente célebre José Ignacio  Wert, que antes de ser Ministro de Educación, se dedicaba, entre otras cosas, a dar charlas en esas tertulias destinadas a confundir al ciudadano, como la que menciono al principio y que tanto proliferan por todo el espectro mediático nacional.
Este personaje colaboraba con los llamados medios progresistas a pesar de ser conservador y, en una semana en la que la enseñanza de este país se rebela contra sus planes de destrucción,  se nos revela como un fascista camuflado para el que los padres que apoyan las reivindicaciones de sus hijos estudiantes son unos antisistémicos y los sindicatos de  estudiantes, unas organizaciones extremistas.
Pero esta es la realidad. José Ignacio el españolizador, no es más que la punta del iceberg del engaño, que las clases dominantes realizan a diario contra el pueblo español y que se viene cometiendo, con la ayuda de los medios, desde la época de la mal llamada transición hasta nuestros días.
La enseñanza española está en huelga y rebelión contra los planes de este destructivo gobierno. Pero me temo que de nada servirá porque unos medios conniventes y amaestrados ignorarán lo que al poder le convenga ignorar y nos dirán lo que a las élites de poder, de las que forman parte, les interese que sepamos para crear una opinión favorable a sus objetivos. Como manda el guión y como siempre. ¿O alguien piensa todavía que pondrán los intereses del ciudadano por encima de los suyos propios? Muy cándido sería.
Que nadie tenga la menor duda: Los problemas que los ciudadanos tiene en la actualidad son muchos y variados pero se concentran en un solo núcleo y éste está formado por clase política, empresarial, financiera y mediática. Desvincular cualquiera de estos elementos es o intentar separarlos es un grave error porque actúan en un mismo sentido y operan como una sola unidad, luego son la misma cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada