lunes, 25 de marzo de 2013

De terrorismos y violencias


En la obcecación obtusa permanente en la que se encuentra instalada una parte importante de la sociedad española y, por desgracia, me atrevería a decir que mundial, al final va a resultar que todo el mundo es terrorista menos los que de verdad aterrorizan a la población civil.
Me gustaría que repasáramos un poco por encima la correcta definición del concepto terrorismo y, sin buscar en manuales izquierdistas ni radicales de esos que ponen tan nerviosas a nuestras autoridades y guardaespaldas (intento ser generoso usando este término), vamos a citar las definiciones que nos da el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, y veremos que la primera es: “Dominación por el terror”. Y “Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror”, la segunda. Yo, ademas añadiría con el objetivo de controlar o dirigir las masas sociales en un sentido determinado o fin político.
La Delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, francamente, cuando miro a esta señora a la cara y cuando la escucho, confirmo mis sospechas de que a ciertos puestos en la derecha española se llega por el nivel social y los amigos que se tienen y no por la propia valía. Porque la capacidad de resolver las labores de un puesto de la responsabilidad que conlleva el que a ella le ha tocado es cero en su caso y mucho menos de cero (o sea, valor negativo) en el caso del Director General de la Policía, el tal, Ignacio Cosidó. Una y otro hacen alarde constante de su incapacidad para tomar medidas que conlleven solución alguna para los problemas propios de sus cargos y en todo caso, las que toman son tan impropias de un país democrático como lo son mandar cargar contra una manifestación de estudiantes menores y llamarlos “el enemigo”, invadir a golpe de porra una estación central de cercanías o colocar un cordón policial en los alrededores del Parlamento, no sabemos si para impedir que entren los delincuentes o para proteger a alguno que se refugia dentro. Pero ya puestos, lo podían cerrar y dar rienda suelta a ese deseo que tienen los miembros del partido del gobierno de producir parados, mandando al paro a todos los que andan por allí. Total ya han conseguido que el Parlamento de este país no sirva absolutamente para nada... Pues por lo menos que no cueste dinero al ciudadano.
Esta señora, Cristina Cifuentes, y no lo digo por que sea del PP, porque lo que voy a decir bien le podría cuadrar a López Aguilar y la Señorita Talegón, además es un poco o bastante ilusa como el resto de la clase política del país, que han condenado a la miseria y la injusticia a cientos de miles de familias y a millones de españoles y se piensan que van a seguir tan ricamente en sus casa disfrutando de su alto nivel de vida sin que les salpique nada y sin tener que dar cuentas de su desastrosa gestión. Incluso llegan a pensar que se pueden reír de los españoles y meterse en las manifestaciones como un ciudadano más. ¡Por favor! El ciudadano no tiene medios para defenderse de la agresión permanente de los acomodados y sus escoltas (vuelvo a ser muy generoso), pero eso es una cosa y otra que no tenga perfectamente identificados a los que les na causado tanto mal.
Para doña Cristina Cifuentes, ella muy echada para adelante y con su pose de intelectual modernista, La PAH es una organización filoterrorista porque Stop Desahucios (que es una organización distinta) apoyó en Bilbao un acto de Bildu para reivindicar el acercamiento de los presos de ETA. Como si yo digo que Rafa Nadal es futbolista porque Jorge Lorenzo ha metido un gol... Pues igual. Y lo dicen con toda la cara y se quedan tan panchos. Lo que estoy empezando a pensar no es que nos toman por idiotas, sino que ellos son verdaderos insuficientes mentales. Porque Bildu es una coalición en la que hay un sector que en su día apoyó (en el pasado) la lucha armada, pero en la que hay otros partidos que nunca han tenido vínculo con organización armada y pedir un acercamiento de presos no es apoyar al terrorismo y Stop Desahucios de Bilbao no es la Plataforma de Afectados por la Hipotecas y lo que sí podríamos denominar practicas terroristas bancarias, porque estás sí que han causado muertes (el terrorismo no las causa actualmente, por mucho que ciertas asociaciones nos recuerden que en el pasado las causaron) y aterroriza a sectores importantes de la población con la amenaza de robarles el fruto de toda una vida de trabajo. Amenaza que han materializado cientos de miles de veces dejando a familias enteras sin vivienda y en las aceras de todas las ciudades españolas.
Pero aterrorizar a la población de toda España con la amenaza de perderlo todo no es terrorismo para Doña Cristina Cifuentes y sí lo es pedir el acercamiento de presos, los que sean, al lugar en el que viven sus familias que es un derecho constitucional contemplado por la legislación española.
Terrorismo, fraude y malas artes es lo que hace a diario la clase política de este y otros países y los bancarios, engañando a ancianos y convenciéndolos para comprar acciones preferentes diciéndoles que son imposiciones a plazo fijo de alta rentabilidad. Terrorismo y fraude es crear leyes para facilitar el despido y el autoritarismo terrorífico de los empresarios hacia sus empleados. Terrorismo es quitar el pan a los que tienen el justo para comer y utilizarlo para pagar las deudas contraídas por una élite financiera y empresarial que ha desvalijado este país con sus prácticas especulativas y fraudulentas destinadas al enriquecimiento personal y el lujo ostentoso.Terrorismo es quitar el tratamiento a enfermos crónicos y dejar morir a personas por el simple hecho de no tener un papel sellado. Terrorismo es...
Terrorismo es lo que hace la Troika y el Eurogrupo en Chipre, robando el dinero de las cuentas de los ciudadanos y que luego salga un tipo diciendo que “cuidao que los próximos podéis ser vosotros”. Terrorismo mafioso que intimida y aterroriza a la población con sus amenazas de sustracción y ruina y que no las hace cualquiera, sino el Jefe de los ministros de finanzas de todo el continente.
¿Hablamos de terrorismo? Citemos una vez más a ese gran poeta que fue G. A. Bécquer: ¿Qué es terrorismo?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. ¿Qué es terrorismo? ¿Y tú me lo preguntas? Terrorismo eres tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada