martes, 5 de agosto de 2014

¿Por qué Podemos es un aliado del PP?


El espectro político español refleja la realidad de la sociedad española. Eso es un hecho y cualquier persona que por su actividad profesional se vea obligada a contactar con cierto número de personas de las diferentes capas sociales que componen el entramado social español, lo ve y lo comprueba a diario.

Sabemos que el PP cuenta con un número de votos fijos que ronda los diez millones y, también sabemos que no los va a perder, porque el Gobierno y los diferentes ayuntamientos y comunidades autónomas gobernadas por el PP, están haciendo justo lo que sus votantes le demandan. En todos los campos y materias.

En estas circunstancias, la única forma de sacar al PP del Gobierno sería, como hizo ZP en 2008, aglutinar todo el voto de izquierda en un partido, y esto lo sabe muy bien el PP que fue el que salió derrotado de las mencionadas elecciones.
Pero, había un peligro para el PP, que no era otro que el que una renovación en el PSOE, unido al desgaste lógico por las impopulares medidas que está implementando, hicieran que el PSOE ganará algún voto, que el propio PP lo perdiera y que la Izquierda Plural subiera aglutinando nuevos votantes. Esto podría propiciar que, con un pacto entre las dos izquierdas, se alcanzara la mayoría suficiente para gobernar, como se está haciendo en Andalucía y no muy mal, como acaba de reconocer el propio Rajoy.
Esto, por supuesto, no conviene al PP y mucho menos a la derecha económica que controla la totalidad de la economía española y, para remediarlo, tenían que inventar un grano en el culo de la izquierda.
Lo intentaron con el Partido X, Podemos, y aquello del RED, con el juez Silva a la cabeza. Apoyaron a los tres movimientos o partidos y, una vez que las urnas descartaron a dos y lanzaron a Podemos como un cohete, la oligarquía mercantil apoya claramente a través de la mass media al "partido" mas aceptado. De ahí que ahora tengamos a Podemos y sus líderes en todos los medios que nos los meten hasta en el gazpacho.
¿Con qué objetivo la oligarquía económica apoyaría a un grupúsculo de izquierda, "extremista y populista" como Podemos? Muy simple: se trata de pegar un importante bocado de votos al renovado PSOE y otro no menos importante a la "izquierda comunista" de IU (que ellos no quieren ver ni en pintura) para deshacer la posibilidad única que existe de que el PP, hoy por hoy, salga del poder, que es con una coalición de izquierdas, que sería imposible entre cualquiera de estos partidos con podemos, dado el extraño carácter ideológico de los militantes y dirigentes (altermundistas, pseudoanarquistas y trotskistas) del partido de los catedráticos politólogos.
De esta forma tan simple y audaz, el PP se asegura estar en el Gobierno, aunque pierda las elecciones o no las gane por mayoría absoluta, y de paso, borra del mapa a IU, que para ellos es una izquierda, "comunista y radical" muy peligrosa para sus planes.
Podemos en cambio es como una pipirrana de distintos y varios ingredientes, que, tarde o temprano se desintegrará saliendo cada uno por su lado, enla medida en que sus dirigentes vayan adquiriendo poder y se vayan enriqueciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada