sábado, 27 de diciembre de 2014

Izquierda Unida, Podemos, mentalidades ganadoras y perdedoras.


Aunque está claro que ni Izquierda Unida ni Podemos son fuerzas políticas que, como revolucionarios de base ideológica marxista leninista, nos satisfagan, ni a las que tengamos la más mínima intención de votar; sí que nos sentimos en la obligación de analizar los porqués de los sucesos que con una y otra formación se producen en la actualidad.
También pudiera ser que en su momento pidamos el voto para una de las dos coaliciones o invitemos a no votarles, en virtud de la determinación que veamos en una u otra, a favor de la igualdad, la república y los derechos de las clases trabajadoras y desfavorecidas.
No lo negamos, pensamos que Podemos es un experimento de las élites destinado a refundar el capitalismo, como ya nos anticipara cierto presidente francés, y creemos que no tiene nada de izquierda y mucho menos de socialista u obrera.



Tampoco vemos en Izquierda Unida una determinación socialista ni obrera y sí, al igual que Podemos, un esfuerzo engañoso por alejarse de posiciones "extremas", tal vez buscando ese voto burgués que nunca será suyo mientras haya un la coalición un partido que se llame comunista, aunque nada tenga de comunista y ya casi tampoco de socialista. Muy a pesar de quien escribe.
Luego, hay algo muy similar en Izquierda Unida y Podemos, tanto a nivel estratégico y programático como a nivel táctico. Los programas son tan semejantes, que hasta han sido elaborados por las mismas personas, sobre todo en lo económico.
Las diferencias entre una coalición y otra son insignificantes excepto en el plano mental o de confianza, ya que es en la confianza donde está el abismo que separa ambos partidos y que inclina de forma brutal la balanza hacia el lado de Podemos.
Y es que, mientras que en Podemos están convencidos de que van a ganar las próximas elecciones (cosa que no creo que suceda), en Izquierda Unida, tal vez por las sucesivas derrotas y errores, sufridas y cometidos en el pasado, se ha instalado una dinámica y una mentalidad perdedora que conduce a una falta total de confianza y credibilidad, tanto en sus líderes como en sus militantes.
Este es el motivo por el que vemos que los militantes de Izquierda Unida no saben como reaccionar al avance imparable de Podemos, cuyos miembros, si tienen fe en ellos mismos y en sus posibilidades al contrario que sus vecinos de "barrio".
Todos sabemos que, para convencer a alguien de algo, lo primero es estar convencido uno mismo y que para ganar, lo más importante es creer que vas a ganar. Luego, ganaras o no, pero si partes con falta de confianza en tus posibilidades, sales derrotado de antemano.
Izquierda Unida, tiene una base ideológica y programática, tanto en lo político como en lo ideológico, mucho más sólida que Podemos. Pero no sabe transmitirla y su inseguridad y falta de fe en el triunfo, hacen que lo que se transmita sea eso: falta de confianza, duda e inseguridad. Es una cuestión puramente psicológica pero determinante.
En cambio Podemos, sin base ideológica, ni política ni económica, ha sabido creerse desde el principio que de verdad pueden ganar y cambiar las cosas; han tenido fe en sus posibilidades y han sabido transmitirla a las masas que, en la mayoría de los casos, no saben ni por qué les apoyan, pero los apoyan y confían en ellos.
Algunos me dirán que lo único que vende Podemos es una nube de humo que enmascara Dios sabe qué, y eso es lo que yo pienso. Pero, si ganan las elecciones, no será la primera ni la última vez que un partido conquiste el poder, en éste y otros países, vendiendo humo.
La gente necesita ceer en algo y tener ilusión. Que aquello que inspira la ilusión sea real o ficticio, es algo que pasa a un segundo o tercer plano en importancia. No hay más que ver la religión y como la gente se mata por un Dios que ni tan siquiera han visto y que toda ciencia y toda lógica niegan.



2 comentarios:

  1. El pp gano las elecciones vendiendo humo

    ResponderEliminar
  2. Bastante de acuerdo, pero esperando que accedan al poder de una manera u otra IU o Podemos para, al menos, romper el bipartidismo. Como el Psoe realmente no ejerce de oposición son ellos 2 los que tienen que dar caña, por poco que hagan cambiar políticas sociales, ya es más de lo que había antes de ellos.

    ResponderEliminar