lunes, 25 de mayo de 2015

Izquierda unida y el efecto Podemos



Los dirigentes de Izquierda Unida tienen que ver que en los peores momentos de su Historia nunca ha bajado de los 900.000 votos y que, ahora, tras una campaña mediática sin precedentes en España para meternos con embudo al experimento de los grandes monopolios internacionales, el enema Podemos, ellos 8los actuales dirigentes) han obtenido en las urnas la confianza en forma de voto de 1.054.781 personas y 2216 concejales.



Esto quiere decir que el mensaje de izquierdas, que muchos de sus dirigentes y militantes han querido dejar de lado, sigue calando en un sector importante de la sociedad española y que lo que no se entiende es esa obsesión por converger con fuerzas políticas y sectores sociales ajenos a la izquierda.
La izquierda es izquierda en tanto que trabaja para las clases sociales más bajas y los sectores más desfavorecidos, los representa y los defiende. ¿Que diciendo que somos very wais, como los de podemos nos votan más? Bueno, pero para eso ya está la lavativa de Pablo Iglesias y sus marcas blancas. ¿Que la gente les vota? Pues que les voten.
Si somos de izquierdas, somos de izquierdas, nodebemos usar aquello de "estos son mis principios y si no les gustan tengo otros". Para eso está Pablo Iglesias, Carmena y demás lobeznos con piel de cordero.
"Es que hemos perdido votos porque no hemos alcanzado la convergencia plena y la unidad popular". Como dice este chico tan sabio y tan joven que se llama Alberto Garzón. ¡Nada de eso! Izquierda Unida ha perdido votos porque una infiltrada de Podemos llamada Tania Sánchez, montó un cisco para ser nombrada reina de las fiestas o primera dama de la Moncloa, siendo además sospechosa de algún caso de corrupción. También porque otros infiltrados de Podemos se dedicaron a dinamitar IU desde dentro y a montar la bronca un día sí y al otro también, sabiendo a ciencia cierta que eso el elector lo penaliza. Esa penalización es lo que buscaban y lo que buscan porque a ellos la izquierda y las clases desfavorecidas les importan "un pimiento" (que dijo aquella), lo que les importa es implantar su cataplasma de diarrea política concebida, no se sabe si por sus mermadas mentes parturientas o por las mentes de los inversores del Dow Jones, que al final son los que financian y pagan. El que paga, manda. Y el que manda dice que no le gusta una fuerza de tendencia trabajadora como IU y, por tanto, hay que destruirla.
Yo creo que todos estos iluminados, la mayoría del PCE, que stán tanto por la convergencia y la unidad popular, lo que deben hacer es solicitar la baja en IU, salir en el máximo silencio posible e integrarse en Podemos, que va en su línea, y que en IU se les deben dar todas las facilidades para que lo hagan y, si alguno se resiste, se le expulsa, se llame como se llame, y en paz. ¡hasta luego, Lukas!
Una izquierda, sobre todo en épocas difíciles, tiene que aferrarse a valores de izquierda como la igualdad, la supresión de las desigualdades sociales, la defensa de los más débiles socialmente hablando y, en definitiva, la justicia social. No en esa pipirrana de conceptos anarcoides como la democracia plana, los de arriba y los de abajo, que tanto y tan demagógicamente se están usando últimamente, por orden del que paga.
Creo que esto lo ha entendido IUCM y, aunque ahora estén asustados por el resultado electoral, han hecho lo correcto, porque lo de Podemos y sus marcas blancas es una subida de fiebre o de gaseosa, como se quiera, que ahora ha subido mucho pero que pronto empezará a bajar y lo veremos.
Para ese momento, para cuando a la ciudadanía le empiece a repetir como el ajo el populismo y la demagogia falsa y barata de esta gente, es cuando debe estar ahí una izquierda real y bien armada, tanto política como social e ideológicamente para dar respuesta a sus necesidades y construir con ellos una sociedad de futuro de solida base asentada en el bienestar social y el progreso. 
Por desgracia, me parece que muy pocos en IU van en esta dirección. Pero, bueno, caminando vamos y por el camino nos encontramos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada