martes, 24 de junio de 2014

El camarero de Podemos

Podemos es un producto de los grandes grupos del audiovisual, tecnológicos y algún banco oculto, que están cargando con el enorme coste de su campaña de promoción.
Son los mismos grupos que se inventaron aquello del "pasaló" y lo lanzaron a través de las redes de telefonía celular para catapultar a Zapatero al poder, con las consecuencias que todos hemos sufrido en nuestras carnes.

Estos grupos apostaron por Zapatero durante dos legislaturas y ahora están apostando por Pablo Iglesias. Llegado el momento, se lo cargarán, como se cargaron a Zapatero, pero a alguien que lo único que le importa es escalar a lo más alto y solucionar la papeleta económica de su vida y la de sus allegados cuanto antes, es algo que acepta y que le compensa plenamente.
Sobre todo esto hay mucha tela que cortar y no conviene cortarla toda de golpe. Así que, "palito a palito, la paloma hace su nidito".
Pablo Iglesias, como Zapatero en el 2004 o Felipe González en el 1982 necesita el voto de un centro progresista y, sobre todo, de las izquierdas. Por tanto, y como es lógico, intentará convencer a las izquierdas con un discurso de izquierdas; falso, pero de izquierdas. Porque si dijera que es el hombre de las tecnológicas, de las audiovisuales y los bancos, no le votaría nadie.
Ya sabemos que los grandes magnates y altos directivos de los grupos empresariales no son tontos ni eligen tontos, y por eso han elegido a Iglesias, Monedero, Errejón... ¡Pero que tampoco nos tomen a los demás por tontos! Porque lo que es tener, algo tenemos, y lo mejor está guardado.
No tanto como este camarero rabiosamente indignado que tan pronto protege a los indignados de las porras policiales, como nos monta un oportuno pollo por el pollo, que no compra su hija, ante las cámaras del mundo entero en un hotel de lujo, y nos repite el mismo guión que, curiosamente, ya estrenara Inda en el debate de la Sexta.
Para tener tan buenos y caros asesores de imagen, se nos ve un poco el plumero. El problema es que unos técnicos formados en el Gran Hermano, Crónicas Marcianas o Buenafuente, piensan que todos somos tan maleables y tan crédulos como los consumidores de telebasura. Tendrán que mejorar mucho si quieren alcanzar sus objetivos con #
Pablemos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada